Cuerpo a cuerpo

Algunas personas
ven las cicatrices
como heridas de guerra,
y yo también,
pero a veces
no puedo evitar pensar
que son heridas
que se resienten
y se abren
cada vez que
me doy de bruces
con la realidad.
Son batallas ganadas
en las que
yo he luchado sin querer,
en las que
no estaba de acuerdo
con el puesto
que se me había asignado,
en las que ganando
he perdido a la vez.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s