Pequeña calma en un mundo de tempestad

Ojalá pudiera apartarte de todo lo dañino que produce un mundo al que no le han enseñado a amar. Llevarte lejos de todas esas personas que hoy te miran sonriendo y mañana te harán llorar dándote la espalda. Ojalá pudieras conservar siempre esa inocencia que se clava en mi pecho cada vez que vienes a abrazarme, y que permanece dentro de mí mientras me miras con todo el mar inundando tu mirada. Ojalá nunca te tenga que sujetar sollozando repleto de miedos, ojalá nunca te dejes atrapar por una realidad cruda, malvada, y cada vez más hija de puta.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s