Se avecinan cambios

Podría quedarme llorando toda la vida, hasta desgastar mis ojos y malgastar mis lágrimas. Podría gritar en silencio, hasta hacer explotar mis pulmones, a sabiendas de que nadie se daría cuenta. Podría desperdiciar mi vida llorando los errores, pero entonces, todo dejaría de valer la pena, y no me podría conceder el privilegio de quererme y por lo tanto, de cambiar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s