Tres, seis me quedo a tu lado…

…ya no me puedes perder.

Nunca había creído en las segundas oportunidades, hasta que llegaste tú, demostrándome que valía la pena intentar por tercera vez algo que no supimos valorar a la primera.
Ahora sonrío con tanta fuerza que me cuesta reconocerme entre tanta felicidad mal disimulada, y es que hasta en nuestros días más grises, siempre sale el Sol. Eres unos de esos motivos por los que me levanto con más fuerza, poniéndole una venda en los ojos al miedo y dejándolo perdido en cualquier lugar.
Nunca podré dejar de darte las gracias por todo lo que día a día consigues con sólo darme la mano, y susurrarme al oído lo tonta que soy, y lo mucho que me quieres.
Soy muy, muy feliz.
Contigo.

image

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s