Valientes

Ellos eran
como la noche
y el día,
los dos
polos opuestos
que se
complementaban
a la perfección.
Eran tan
distintos
que parecía
casi imposible
que el amor
surgiera
entre ellos,
pero
contra todo
pronóstico,
rompieron
la barrera
de lo
opuesto.
Rompieron
con el
no quiero,
con el
no puedo,
y con el
qué dirán.
Fueron
valientes,
se arriesgaron,
ganaron
y
acabaron
siendo libres.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s