El truco es que vengas

Tengo guardados mil besos para cuando decidas venir a buscarme, y llevarme tan lejos que ni el GPS nos encuentre.

Tengo guardadas mil caricias para demostrarte, que el tiempo ha valido la pena y que ahora, nuestro único deber es amarnos hasta que no nos queden fuerzas, para escribir un verso más.

Tengo guardados mil reproches para cuando quiera tirar algo por la ventana, que realmente no valga la pena.

Y tengo ganas, así que ven y quítamelas.

image

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s