Las (tus) pequeñas cosas.

Me encantan tus oyuelos.

Esos que anuncian

el principio de tus caderas

y que son los más fieles testigos

de lo buenas que son las

reconciliaciones,

los aniversarios, y los cumpleaños

y las cenas, y los lunes

y…

Y esos otros,

ya sabes,

los que te salen cuando sonríes,

de esa forma tan tierna,

que hace que,

me entren ganas de desgastarte los

labios

a base de besos, desesperados,

por provocarte sonrisas.

Y ser la única dueña

de ellas.

image

Sandra Haya

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s