Vacía de mí.

Mi voz se convierte en un susurro imperceptible a medida que abandonas mi vida. Dejando a esa niña solitaria que siempre fui. Dejando que me consuma por las inseguridades y las dudas ahora que tú no estás. Intenté ser diferente, lo juro. Intenté ser fuerte por una vez pero perdí. Perdí la batalla contra ti y contra mí misma. Las lágrimas ya no salen. Estoy vacía por dentro. Vacía de ti. Vacía de mí.

Sandra Haya

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s