Vacía de mí.

Mi voz se convierte en un susurro imperceptible a medida que abandonas mi vida. Dejando a esa niña solitaria que siempre fui. Dejando que me consuma por las inseguridades y las dudas ahora que tú no estás. Intenté ser diferente, lo juro. Intenté ser fuerte por una vez pero perdí. Perdí la batalla contra ti y contra mí misma. Las lágrimas ya no salen. Estoy vacía por dentro. Vacía de ti. Vacía de mí.

Sandra Haya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s